Retiro del 10% de fondos de AFP: OCDE y expertos entran al debate

La idea de que se pueda hacer un retiro del 10% de fondos de AFP sigue vigente tras lo expuesto por el presidente de Renovación Nacional Mario Desbordes, quien si bien se manifestó contrario a la idea de tocar esos fondos, llamó a abandonar posiciones ortodoxas.

Esto porque hay que evaluar todo tipo de opciones para apoyar a toda la clase media y no solo a una parte, de ahí que si bien no comparte la alternativa, llama al menos a analizarla sin atrincherarse en ideologías ni extremismos.

Pero por más opiniones que haya, la idea de los expertos no ha cambiado y siguen asegurando que es una mala idea.

Desde la OCDE, un organismo que a nuestro gobierno le encanta para argumentar sus ideas, publicaron un informe sobre pensiones en tiempo de Covid-19 donde expusieron que es una medida con efectos negativos pero no le cierran totalmente la puerta a dicha opción.

TE PUEDE INTERESAR – Retiro del 10 por ciento de fondos de AFP: Senadores piden apoyo presidencial

Esta instancia internacional afirma que quienes hacen políticas públicas y también los reguladores “deben permitir el acceso a los ahorros para la jubilación como una medida de último recurso y en función de circunstancias excepcionales específicas individuales” ya que “se pueden producir pérdidas temporales del valor de los activos, problemas de liquidez y gestión de inversiones para los fondos de pensiones y, lo que es más importante, la insuficiencia de ingresos para la jubilación”.

¿CIRCUNSTANCIAS EXCEPCIONALES?

Hoy sabemos que varios países, con distinto fin, permiten retiros parciales de pensión en circunstancias específicas, individuales, y excepcionales “como el desempleo acompañado de grandes y prolongadas pérdidas de ingresos, o enfermedades terminales. Estos programas deben mantenerse para las personas que más lo necesitan”.

Entre esos países que han permitido retiro de fondos y otros que han permitido pausar las cotizaciones se encuentran Bélgica, Australia, Canadá, Colombia, Dinamarca, Estonia, Finlandia, Francia, Islandia, Perú, Portugal, Eslovaquia, España, Reino Unido, y Estados Unidos.

Sin embargo, son políticas de corto plazo, porque el “costo potencial es alto para los ingresos futuros de jubilación”.

Este proyecto generaría caídas importantes de activos, porque como muchas personas se volcarían a retirar dinero al mismo tiempo, las AFP tendrían que salir a vender instrumentos de forma masiva, lo que afectaría las pensiones de todos los afiliados, incluso de quienes no retiren fondos.

EXPERTOS CHILENOS

Según La Tercera, en una consulta realizada entre diversos especialistas, todos coincidieron que no es la mejor política pública el retiro del 10% de fondos de AFP.

Por ejemplo, para Sebastián Izquierdo –director ejecutivo de Horizontal (vinculado a Evopoli)- “no solo se perjudican las pensiones futuras  y rema en dirección contraria a lo que han buscado distintos gobiernos, de forma transversal. Es una medida que, detrás del término ´heterodoxia´, esconde un peligroso simplismo y desconexión con los datos que no se hace cargo de la complejidad de los problemas presentes”.

Para el economista Andras Uthoff –no precisamente vinculado a ideas de derecha- la medida “estaría acentuando los errores ya cometidos (por el gobierno) al minimizar el costo de la pandemia y obviar otras formas de financiamiento y hacerlo recaer en los trabajadores y su escaso ahorro previsional a cambio de un bono del gobierno”.

David Bravo, economista que presidió la Comisión Asesora sobre Pensiones del segundo gobierno de Michelle Bachelet, expuso que “frente a las necesidades de corto plazo que trae la emergencia ¿debe haber una respuesta contundente desde el Estado y las instituciones? La respuesta es sí, pero con los instrumentos correctos. Apuntar a ese objetivo con los medios equivocados (el retiro de fondos de pensiones) destruye la seguridad social”.

Por su parte, Ciedess concluye que si hoy los afiliados pudieran hacer retiro del 10% de fondos de AFP, en promedio podrían sacar 1,4 millones de pesos, pero a marzo de 2020 el 40% de los afiliados presentaba un saldo menor a 4 millones según la Superintendencia de Pensiones.

En palabras sencillas, números más o números menos, entre un 40 y 50% de los potenciales beneficiarios accedería a un retiro menor o igual a $400.000. Un monto que con la situación que se vive hoy y ante la lenta y demasiado focalizada ayuda estatal puede ser muy bien visto y bienvenido, pero NO solucionará los problemas de fondo. ¿Qué hacemos cuando la gente agote ese dinero y la crisis continúe? ¿Volveremos a echarle mano a otro 10%?

Otro punto que no deja de ser importante es que resulta ser “una mala solución” según el exsuperintendente de Pensiones, Alejandro Ferreiro, ya que no se focalizaría en quienes efectivamente lo necesitan –aunque esto puede legislarse- y porque “el proyecto se da una vuelta larga para transferir recursos fiscales, pero generando el precedente riesgoso de permitir echar mano al fondo de pensiones”.

Otro punto que también agregamos y donde coincidimos con el economista Guillermo Larraín -ex superintendente de AFP y de Valores y Seguros- es que este proyecto generaría caídas importantes de activos, porque como muchas personas se volcarían a retirar dinero al mismo tiempo, las AFP tendrían que salir a vender instrumentos de forma masiva, lo que afectaría las pensiones de todos los afiliados, incluso de quienes no retiren fondos.

Equipo Jubilar

El equipo de Jubilar.cl está compuesto por los asesores previsionales César Galleguillos y Viviana Vargas junto al periodista Rafael Hormazábal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INDICADORES

Miércoles 15 de Julio de 2020
  • UF: $28.682,25
  • Dólar: $787,87
  • IPC: -0,10%
  • UTM: $50.322,00
  • Imacec: -15,30%
  • TPM: 0,50%
  • Libra de Cobre: 2,98
  • Tasa de desempleo: 11,21%