Rentabilidad: La gran ausente en la discusión de la reforma previsional

Transversalmente desde los equipos del Gobierno (incluidos sus centros de estudios afines) hasta los más ortodoxos anti sistema de capitalización individual como instrumento para la previsión de las personas no mencionan como tema central, ni siquiera como ápice, que los fondos ahorrados para pagar pensiones (jubilaciones) deben tener una rentabilidad óptima.

Esto, porque la densidad impositiva es cada vez menor y las expectativas de sobrevida después de egresar de la vida activa y jubilar son cada vez mayores. Entonces, si bien es cierto que aumentar la tasa de cotización desde un 10 a un 14% pudiendo incluso llegar a un 18 por ciento va en la dirección correcta, solo es una solución parcial cuando lo que se requiere es aumentar significativamente los montos de las pensiones (tasa de reemplazo).

La ley 20.596  que modificó el DL 3.500 para permitir la inversión en fondos alternativos y la  resolución 88 de la Superintendencia de Pensiones de octubre del año 2017 es muy positiva puesto que permite a los multifondos invertir en los denominados activos alternativos como infrasestructura e inmobiliarios.

Sin embargo, conviene avanzar en forma más creativa ya que los retornos han disminuido significativamente en términos globales. Siendo realistas y con la evidencia suficiente, pensar en volver a tener los retornos espectaculares de la década del 90 a mediados del 2000 más que un deseo sin fundamentos es una irresponsabilidad.

Hay que sumar con un único fin, y en el que estamos todos de acuerdo, mejorar las pensiones.

Urge entonces adicionar al debate de la Reforma Previsional nuevas ideas que se sumen a las ya conocidas y estas últimas son aumento en cantidad y calidad del Pilar Solidario, aumento de la tasa de cotización, aumento de cobertura extra longevidad vía seguros hacia la misma y aumento de competencia en la administración de fondos previsionales.

Entonces asoma con claridad lo necesario que es subir la rentabilidad de los fondos de pensiones de los chilenos durante su vida activa. Pero ¿cómo lo hacemos?

Para ello debemos identificar aquellos proyectos que Chile tiene que desarrollar políticas públicas necesarias para continuar con su desarrollo, con rentabilidades maximalistas y seguras y allí permitir que los fondos de pensiones sean copropietarios del proyecto.

Ejemplos sobran: nuevas concesiones, carretera hídrica y muchos más que van a surgir en la evolución del país.

Hay que sumar con un único fin, y en el que estamos todos de acuerdo, mejorar las pensiones.

Equipo Jubilar

El equipo de Jubilar.cl está compuesto por los asesores previsionales César Galleguillos y Viviana Vargas junto al periodista Rafael Hormazábal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INDICADORES

Jueves 27 de Junio de 2019
  • UF: $27.881,05
  • Dólar: $678,32
  • IPC: 0,60%
  • UTM: $48.741,00
  • Imacec: 2,10%
  • TPM: 2,50%
  • Libra de Cobre: 2,69
  • Tasa de desempleo: 6,86%